Salta Catering | Calçots
41274
single,single-post,postid-41274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.6.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Calçots

Se denomina a una variedad de la cebolla, concretamente la variedad conocida como Cebolla tardía de Lleida. Son habituales en la zona interior de Catalunya, pero especialmente de toda la zona occidental, correspondiente a las terres de l’Ebre y la comarca de l’Alt Camp, siendo el plato más emblemático de la población de Valls (Tarragona). Es uno de los platos típicos de la gastronomía catalana, muy consumido a finales de invierno con salsa romesco o salvitxada, completando con un segundo plato compuesto por carnes y butifarras típicas. El Calçot de Valls (Tarragona), protegido por una denominación de origen, se caracteriza por una longitud de 15 a 25 cm (parte blanca) y un diámetro, medido a 5 cm de la raíz, de entre 1,7 y 2,5 cm.

El origen del nombre “Calçot” viene del hecho de que en su cultivo se amontona tierra sobre los brotes que crecen de la cebolla inicial (“calçar la terra sobre la planta”). Esto se hace para conseguir un tallo blanco de unos 20 a 25 cm.

calçots-web2

Propiedades nutritivas

Sus propiedades nutritivas son iguales a las de la cebolla, es decir, tiene un amplio contenido de vitaminas y minerales. Además, se le atribuyen propiedades diuréticas, tonificantes, digestivas y afrodisíacas.

Nuestra propuesta:

Arroz cremoso de calçots y alcachofas con bacalao

  • 6 alcachofas
  • 10 calçots
  • 200 g morro de bacalao
  • 250 g arroz bomba

  • 2 puerros
  • 4 zanahorias
  • aceite y sal en cantidad suficiente

Preparación

Para el caldo vegetal, cogemos las zanahorias, los puerros y los tallos de las alcachofas, y lo cortamos todo bien pequeño. A continuación, lo sofreímos hasta que quede bien tostado, añadimos dos litros de agua y lo dejamos hervir durante media hora. Reservamos el caldo. Para hacer el arroz empezamos pelando, limpiando y cortando los calçots en trozos pequeños, y los dejaremos hacer con un poco de aceite; aparte, pelaremos las alcachofas, las cortaremos finitas, y rápidamente las saltearemos con un poco de aceite para que no queden negras.

Cogeremos una sartén antiadherente, pondremos los calçots, las alcachofas y el arroz, daremos unas cuantas vueltas y añadiremos a continuación el caldo vegetal, que lo tendremos caliente, durante un cuarto de hora iremos removiendo y añadiendo caldo a medida que la arroz lo consuma. Cuando queden cinco minutos, pondremos el bacalao cortado en cuatro trozos con la piel hacia fuera.