Salta Catering | Atún
41269
single,single-post,postid-41269,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.6.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Atún

Los atunes son pescados que admiten una gran diversidad de preparaciones culinarias, ya sea en fresco o en conserva (atún en conserva). Las tajadas o puestas que se extraen de los mismos son variadas: rodajas, ventresca (vientre), ijada, etc.

Para su consumo en fresco se preparan asados o cocinados como parte de platos populares: sorropotún en los pueblos costeros de la comunidad de Cantabria, marmitako en los del País Vasco, o el patacó en la cocina tarraconense (Cataluña). En algunos países de América Latina se usan para elaborar el cebiche. Cuando se someten a tratamiento de conservación mediante la salazón, se obtiene otro producto típico: la mojama.

Nuestra propuesta:

 

Patatas rellenas de atún

Ingredientes

  • 4 patatas medianas y bien formadas
  • 2 latas pequeñas de atún en aceite de oliva
  • 50 gr. queso Cheddar
  • 100 gr. queso mozzarella rallado
  • 50 gr. salsa de tomate
  • Sal (al gusto)
  • Perejil fresco

Patatas-rellenas-de-atún-16-copia-525x360

Preparación

 1.   Lavamos bien las patatas bajo el grifo para eliminar restos de tierra y las ponemos a cocer en una cazuela con abundante cantidad de agua salada. Debemos dejar que cuezan las patatas hasta que al pincharlas con un tenedor podamos introducirlo sin resistencia. Esto, dependiendo del tamaño de las patatas, nos puede llevar unos 15 o 20 minutos.

2.     Escurrimos las patatas y las dejamos enfriar antes de continuar manipulándolas. Si las cortásemos en este momento, aun calientes, lo más probable es que se nos deshagan y la piel se desprenda. Esperaremos hasta que las patatas se hayan templado para continuar.

3.        Mientras las patatas se enfrían preparamos el relleno. En un bol mezclamos el atún con su aceite, el queso cheddar rallado, la salsa de tomare, sal y perejil. Mezclamos y reservamos.

4.      Cuando las patatas estén templadas las cortamos por la mitad de forma longitudinal, teniendo cuidado de que no se desprenda la piel. Con una cucharilla de café vaciamos cada una de las mitades manteniendo una pared de unos 0,5 cm. para que la patata no se rompa.

5.      Incorporamos la patata que hemos retirado a la mezcla de atún y mezclamos bien hasta conseguir una pasta. Engrasamos una fuente apta para horno con aceite de oliva y vamos colocando las patatas una vez que las hemos rellenado con una porción de la pasta de atún. Espolvoreamos con queso rallado.

6.     Con el horno previamente caliente a 200ºC, gratinamos las patatas durante unos 12 minutos. Servimos las patatas calientes, espolvoreadas con perejil.